" />
logotype
Ley de Ingenieria PDF Imprimir E-mail
 CAPITULO I
 
NORMAS FUNDAMENTALES
Art. 1°. - El ejercicio de la ingeniería se regirá por las prescripciones de esta Ley y su Reglamento, así como por los principios de ética profesional, bajo la vigilancia de la Sociedad de Ingenieros del Ecuador,  a través de sus organismos.
Art. 2°.- Esta Ley garantiza el libre ejercicio de la profesión, dentro de cada rama de la Ingeniería; en consecuencia, condena toda forma de competencia desleal, ya provenga de personas naturales o jurídicas, sean de derecho público o de derecho privado.
Art. 3°.- Ninguna institución de derecho público o de derecho privado, con finalidad social o pública, dará curso a solicitudes o  realizará trámites para la prestación de servicios profesionales,  ni contratará por sí misma la prestación de servicios técnicos o la ejecución de obras del mismo tipo, si no se cumplieren los requisitos de esta Ley.
Serán personal y pecuniariamente responsables los funcionarios y empleados que quebrantaren este mandato, responsabilidad que se establecerá y hará efectiva de acuerdo con esta Ley.


CAPITULO II

DE LOS PROFESIONALES
Art. 4°.- Para los efectos de esta Ley, son profesionales los Ingenieros que hayan obtenido su título en las Universidades, Escuelas Técnicas de Ingenieros,  Escuelas Politécnicas y demás  Instituciones de Enseñanza Superior del País  reconocidos por la Ley de Educación Superior, o los que hayan revalidado e inscrito en el Ecuador sus respectivos títulos de Ingenieros, obtenidos en el exterior, de conformidad con lo que dispone la indicada Ley.
Art. 5°.- Las Sociedades Mercantiles o Civiles que realicen trabajos de ingeniería, no podrán incluir en su nombre denominaciones  relacionadas con la ingeniería, si sus representantes o los técnicos encargados de esos trabajos;  no se hallaren registrados e inscritos en uno de los Colegios Provinciales o Regionales a los que se refiere esta Ley.
Art. 6°.- El empleo de términos, leyendas, insignias, rótulos, y demás manifestaciones, de las cuales se desprenda la idea de usurpación de título, por personas que no lo hayan obtenido, constituye infracción que será sancionada de acuerdo con el Código Penal.  Constituye agravante el uso de medios de publicidad o propaganda y la ostentación o aceptación de títulos  por quienes no lo han obtenido legalmente, con el fin de conseguir contratos o nombramientos honoríficos o remunerados.
Art. 7°.- Se considera que existe infracción por parte del o de los profesionales que permitan que sus nombres figuren junto a los de personas que no tienen título y que de ellos se infiera la idea de usurpación de título.
Art. 8°.- Ninguna persona, funcionario u organización pública o privada, con personería jurídica o sin ella, que no estuviere expresamente facultada por la Ley Orgánica de Educación Superior, podrá expedir título o diploma de Ingeniero, o exigir registros que no fueren contemplados en la presente Ley y su Reglamento.


CAPITULO III

DEL EJERCICIO PROFESIONAL
Art. 9°.- Los Ingenieros, en todas sus ramas, para el ejercicio de su profesión deberán afiliarse y registrar la inscripción del título  en uno de los Colegios Provinciales o Regionales de Profesionales Ingenieros, los que registrarán obligatoriamente bajo sanción de destitución del funcionario que se opusiere. La inscripción  del título en un Colegio dará derecho para el ejercicio de la profesión en toda la República.
Art. 10.- El ejercicio profesional de los Ingenieros amparados por esta Ley, se realizará exclusivamente en las actividades profesionales inherentes al título obtenido, que será regulado en el respectivo Reglamento.
Art. 11.- Los documentos técnicos tales como planos, cálculos, especificaciones técnicas, dibujos, informes, memorias, peritazgos, avalúos, etc.  y todos los demás trabajos de ingeniería, son propiedad del Ingeniero autor, por consiguiente, cualquier persona natural o jurídica, sólo podrá hacer uso de ellos con  consentimiento del autor  y habiendo adquirido sus derechos.
Art. 12.- Para que cualquiera de los documentos técnicos a los que se refiere el Artículo anterior pueda ser presentado y surta efecto en las oficinas públicas y para que su contenido pueda llevarse a ejecución en todo o en parte, por cualquier persona o entidad pública o privada, deberá llevar la firma y el número de licencia profesional del autor intelectual de la respectiva rama, y acompañarse el recibo de pago de la contribución a la que se refiere el artículo 26.
Art. 13.- Los  profesionales a que se refiere esta Ley podrán autorizar con su firma de responsabilidad tales documentos  sólo cuando hayan sido elaborados por ellos o por personal bajo su dirección técnica.
Art. 14.- Los derechos de propiedad intelectual estarán amparados por las disposiciones de esta Ley y de la Ley Especial sobre la materia y sus respectivos Reglamentos.
Art. 15.- Los profesionales indicados en esta Ley que desempeñen funciones públicas, fiscales, municipales y provinciales o cargos y representaciones en entidades autónomas o privadas que se financien en todo o en parte con fondos públicos, no podrán ejercer con fines de lucro otras actividades profesionales, comerciales, o indirectamente vinculadas con las instituciones en las que desempeñen esos cargos o representaciones. Tampoco podrán contratar con ellas, aunque se hubieren separado de las mismas, la realización de las obras en cuyas planificación o proyección hubieren intervenido.
Art. 16.- El desempeño de cargos técnicos en las instituciones de derecho público,  sólo podrán realizarse por los profesionales cuyo título  esté de acuerdo con las especialidades de las distintas ramas de la Ingeniería atinentes al correspondiente cargo.
Art. 17.- Ningún ingeniero afiliado podrá ser separado del cargo que desempeña como tal profesional en una institución de derecho público o de derecho privado, sino de acuerdo con lo dispuesto en la Ley de Servicio Civil y Carrera Administrativa, o en el Código del Trabajo, en su caso.
Si se contraviniere a este precepto, el Ingeniero será indemnizado conforme a dichas leyes.
Art. 18.- Los ingenieros que durante el ejercicio del cargo o función en una institución de derecho público, obtuvieren una beca para estudios profesionales en el exterior, gozarán de sus correspondientes remuneraciones hasta por un año, siempre que hubiere cumplido cinco años de servicio a la misma institución.  Si los estudios los realizaren por su cuenta, gozarán de remuneración hasta por seis meses.
Exceptúanse los ingenieros que están comprendidos en la Carrera Administrativa.
Art. 19.- Los Tribunales y Juzgados, y,  en general los funcionarios de instituciones públicas o privadas, designarán o aceptarán  preferentemente a los profesionales autorizados por esta Ley para que efectúen peritazgos, avalúos, informes o cualquier diligencia que por su naturaleza exija a quienes ejerzan estas funciones, conocimientos propios de la profesión de ingenieros.
Art. 20.- En los concursos públicos o privados de anteproyectos o estudios de ingeniería, únicamente podrán intervenir los ingenieros o las empresas a las que éstos pertenezcan, los que firmarán los documentos correspondientes.
Art. 21.- Los Ingenieros graduados en Institutos Superiores dependientes de las Fuerzas Armadas, reconocidos por la Ley de Educación Superior, mientras estuvieren en servicio activo, no podrán ejercer la profesión, sino dentro de sus actividades normales de servicio en las Fuerzas Armadas.
Art. 22.- Se definen como trabajos de ingeniería cualquier clase de estudios de ingeniería preliminares, de prefactibilidad y de factibilidad, diseños, planificación, presupuestos, avalúos, construcciones, asesoría; supervisión y fiscalización de estudios y obras; instalaciones, operación y mantenimiento de equipos y sistemas; informes técnicos, dirección, ejecución y control de producción, y en general, la prestación de servicios profesionales, inherentes a las diferentes ramas de la profesión de ingeniería.
Art. 23.- La participación de los profesionales en los diferentes aspectos de los trabajos de ingeniería, hasta su terminación, debe quedar claramente determinada, a efecto de establecer su responsabilidad.
Art. 24.- Las empresas nacionales o extranjeras, para realizar trabajos de ingeniería en el Ecuador, deberán contar con los servicios de un ingeniero ecuatoriano en ejercicio legal de su profesión, como representante técnico, afín a la naturaleza del trabajo que realiza, y estarán obligados a cumplir con todo lo establecido en la presente  Ley y su Reglamento.  La designación de este representante deberá ser registrada en la Sociedad de Ingenieros del Ecuador a través de sus Colegios. Las empresas industriales constituidas en el país, contarán necesariamente en su personal técnico, con profesionales afines a la actividad principal de la industria,  para su funcionamiento.
Art. 25.- Las empresas nacionales o extranjeras, así como los consorcios de las empresas nacionales y/o extranjeras que se formaren para la ejecución de trabajos de Ingeniería deberán tener, obligatoriamente, para la realización de dicho trabajo, un personal de  ingenieros empleados en el Proyecto no menor del ochenta por ciento del total de ingenieros, hasta el año décimo de su establecimiento en el país, a partir del undécimo año deberán incrementar el porcentaje de profesionales nacionales en un cuatro por ciento por año hasta completar un noventa por ciento.  En caso de que no hubiere en el país profesionales nacionales especializados en la labor que efectúan esas empresas o consorcios, éstos quedan obligados a emplearlos para su capacitación en ese campo de especialidad, de acuerdo  a los reglamentos de esta Ley.
Art. 26.- Los Ingenieros contratistas que realicen trabajos de Ingeniería,  contribuirán con el uno por mil del valor de todo contrato que exceda de trescientos mil sucres, a la Sociedad Regional de Ingenieros en cuya circunscripción territorial se efectúe el trabajo.
De igual manera, las empresas contratistas que realicen estudios o construcciones bajo la responsabilidad de un Ingeniero, contribuirán con el uno por mil del valor del correspondiente contrato que exceda de trescientos mil sucres, a la Sociedad Regional de Ingenieros en cuya circunscripción se efectúe el trabajo.
Art. 27.- La licencia profesional será extendida por los correspondientes Colegios Provinciales o Regionales de Ingenieros, de acuerdo con el Reglamento.
La Sociedad de Ingenieros del Ecuador remitirá anualmente al Ministerio de Educación Pública, la nómina de todos los Ingenieros afiliados a cada uno de los Colegios.
Art. 28.- Los  profesionales extranjeros, para poder ejercer su profesión en el país, deberán cumplir los siguientes requisitos:
a)    Revalidar el título en cualquier de los Institutos de Educación Superior del País, reconocidas por la Ley de Educación Superior;
b)    Presentar la correspondiente visa de inmigrantes en el País; y,
c)    Obtener licencia profesional en la Sociedad de Ingenieros del Ecuador, conforme al Reglamento respectivo.
Art. 29.- Los Ingenieros extranjeros que sean contratados temporalmente por empresas o instituciones del Estado, de servicio público o privado, sólo podrán efectuar labores de asesoría, supervisión y/o capacitación, siempre que la necesidad de ello sea suficientemente comprobada  por la Junta Nacional de Planificación y Coordinación Económica.
El personal extranjero contratado deberá obtener la Licencia temporal otorgada por la Sociedad de Ingenieros del Ecuador.
Cuando el profesional al que se hace referencia en el literal anterior, tenga que permanecer más de seis meses en el País, deberá cumplir con el artículo 27 de la presente Ley.
Art. 30.- Las Universidades, Institutos o  Escuelas de Educación Superior facultadas por la Ley para otorgar títulos de Ingenieros, remitirán obligatoriamente cada año a la Sociedad de Ingenieros del Ecuador, la nómina de los graduados y de los que hubieren revalidado su título, con el número correspondiente de la inscripción.


CAPITULO V

DE LA ORGANIZACIÓN
Art. 31.- Para los efectos de esta Ley, se establecen las siguientes organizaciones de Ingenieros:  Sociedad de Ingenieros del Ecuador, Sociedades Regionales, Colegios Nacionales, Provinciales y Regionales que son instituciones de derecho privado, con personería jurídica, patrimonio y fondos propios, sujetos a los derechos y obligaciones determinados por la Ley y sus Reglamentos.
.
Art. 32.- La Sociedad de Ingenieros del Ecuador, estará integrada por todos los Ingenieros comprendidos en la presente Ley, a través de las Sociedades Regionales de Ingenieros.
Son organismos de la Sociedad de Ingenieros del Ecuador:
a)     El Congreso Nacional, que será la máxima autoridad;
b)     El Directorio; y,
c)     La Secretaría Permanente.
Art. 33.- La Sociedad Ecuatoriana de Ingenieros, podrá designarse simplemente  con la sigla 'SIDE" y sus fines serán los siguientes:
a)    Coordinar las actividades de las Sociedades Regionales de Ingenieros y de los Colegios Nacionales;
b)    Respaldar las intervenciones y reclamaciones de las Sociedades Regionales de Ingenieros y del los Colegios Nacionales de Profesionales; y,
c)    Contribuir, en apoyo de los Colegios, al mejor desarrollo de la Ingeniería y procurar la asistencia de los Ingenieros a certámenes nacionales e internacionales, la asignación de becas y todo lo relacionado con la superación profesional.
Art. 34.- El Congreso de la Sociedad de Ingenieros del Ecuador se integrará de la siguiente manera:
a)     Por los Presidentes de las Sociedades Regionales y por un  delegado de cada uno de los Colegios  Provinciales o Regionales que la conformen; y,
b)     Por tres delegados designados por cada uno de los Colegios Nacionales.
Art. 35.- Son atribuciones y deberes del Congreso de la Sociedad de Ingenieros del Ecuador:
a)     Velar por el cumplimiento de los fines de la Institución
b)     Juzgar las actuaciones del Directorio Nacional y de los Directorios de las Sociedades Regionales de  Ingenieros  y de los Colegios Nacionales de las respectivas ramas;
c)     Cuidar el cumplimiento de las disposiciones de esta Ley,  y proponer sus reformas;  y,
d)     Dirimir cualquier hecho o circunstancia que se suscitare en los Directorios de las Sociedades Regionales de Ingenieros y de los Colegios Nacionales.
Art. 36.- El Directorio de la Sociedad de Ingenieros del Ecuador estará integrado por los Presidentes de los Colegios Nacionales o sus representantes nombrados por el Colegio Nacional y por los Presidentes de las Sociedades Regionales de Ingenieros.
Art. 37.- El Presidente, el  Secretario y el Tesorero del  Directorio  de la Sociedad de Ingenieros del Ecuador,  serán  los mismos de la filial que tenga la sede; el Vicepresidente y el Prosecretario serán designados en la sesión inaugural por los miembros del Directorio de la Sociedad de Ingenieros del Ecuador, de entre los representantes, distribuyéndose  entre los demás los puestos de vocales.
Art. 38.- Los deberes y atribuciones del Directorio de la Sociedad de Ingenieros del Ecuador son los siguientes:
a)    Organizar una Secretaría permanente y nombrar sus funcionarios, la que cumplirá los mandatos del Directorio y de la Presidencia de la Sociedad de Ingenieros del Ecuador. Su sede estará en la Capital de la República;
b)    Crear los departamentos administrativos que requiera para su funcionamiento y nombrar  los empleados de los mismos; y,
c)    Elaborar el presupuesto anual de la Entidad y distribuir sus Ingresos entre las Sociedades Regionales de Ingenieros y los Colegios Nacionales.
Art. 39.- Los fondos de la Sociedad de Ingenieros del Ecuador son:
a)     Las contribuciones de sus filiales;
b)     Las asignaciones que recibiere del Estado o instituciones públicas o privadas;  y,
c)     Los legados, donaciones y más ingresos que perciba por cualquier concepto.
Art. 40.- Las Sociedades Regionales de Ingenieros están constituidas por los Colegios Provinciales o Regionales de las diferentes ramas existentes en las correspondientes Provincias o Regiones; tendrán un Directorio constituido por representantes de cada uno de los Colegios que las forman, los que estarán organizados y funcionarán de acuerdo con el Reglamento.
Art. 41.- La sede de la Sociedad Regional de Ingenieros estará en la Capital de Provincia que tenga el mayor número de miembros en la Región.
Art. 42.- Son finalidades de las Sociedades Regionales de Ingenieros:
a)    Estudiar todos los problemas relativos al desarrollo  de la Provincia o Región y recomendar a las autoridades nacionales o locales las  soluciones técnicas más adecuadas;
b)     Salvaguardar el interés público en asuntos relacionados con la profesión y  técnica;
c)     Intervenir ante los Organismos Estatales, Provinciales y Municipales para la mejor formulación, planificación y ejecución de anteproyectos, proyectos, estudios, obras y demás asuntos de carácter técnico, que se relacionen con la Ingeniería;
d)     Actuar como asesora de esos Organismos y entidades en asuntos de su competencia, asesoría que podrá hacerse a través de los Colegios Provinciales o Regionales de Ingenieros;
e)     Procurar el mejoramiento de la ingeniería en sus diversas ramas, y el desarrollo de los recursos naturales de la provincia y de la región, conforme a planes técnicos y científicos, mediante la colaboración de ingenieros en la dirección y administración de las obras;
f)     Fomentar el estudio de las ciencias y disciplinas que se relacionan con la Ingeniería;
g)     Vigilar el ejercicio y defensa profesionales en sus diferentes aspectos y velar por los intereses generales de las profesiones que se agrupan en su seno;
h)     Fomentar el acercamiento y cooperación entre los Ingenieros, cultivar y hacer respetar la ética profesional y en especial la dignidad y derechos de sus miembros;
i)     Coordinar las actividades de los Colegios Provinciales y Regionales;  y,
j)     Designar los representantes funcionales, según lo determina la Ley, ante organismos colegiados que dirijan los asuntos de carácter técnico, público o privado con función social, y preocuparse por el otorgamiento de tales representaciones ante otros organismos del mismo tipo.
Art. 43.- Los Colegios Nacionales estarán constituidos por los Colegios  Provinciales o Regionales de la misma rama.
La Sociedad de Ingenieros del Ecuador reglamentará la incorporación de nuevos grupos agremiados  en otras ramas de especialización y las condiciones que deben reunir para ello.
Art. 44.- El Congreso del Colegio Nacional será la autoridad máxima de la rama profesional y  se integrará con tres delegados de cada uno de los Colegios Provinciales de Ingenieros que se establezcan de acuerdo con las disposiciones de esta Ley.
Art. 45.- Son fondos de los Colegios Nacionales de Ingenieros:
a)     Las aportaciones de los Colegios Provinciales;
b)     Las multas establecidas en esta Ley y su Reglamento;
c)     Las asignaciones que recibieren del Estado o Instituciones públicas o privadas; y,
d)     Los legados, donaciones y más ingresos que percibieren por cualquier concepto.
Art. 46.- Los Colegios Nacionales de Ingenieros tendrán las siguientes finalidades:
a)     Elaborar planes periódicos de acción conjunta de los Colegios Provinciales o Regionales y coordinar su ejecución;
b)     Representar a los Colegios Provinciales o Regionales en el plano nacional o internacional, en cuanto se refiere a asuntos específicos de la rama profesional;
c)     Mantener la armonía entre los Colegios Provinciales y Regionales, y respaldarlos en el cumplimiento de sus finalidades;
d)     Mantener relaciones técnicas y científicas con las Universidades, Institutos y Centros de Educación Superior nacionales o extranjeros y más organizaciones que tiendan al desarrollo de la ciencia y de la técnica; y,
e)     Las demás que señalen sus estatutos y reglamentos.
Art. 47.- Los Colegios Provinciales y Regionales estarán constituidos por los Profesionales Ingenieros de una misma rama, que se hallen en ejercicio de su profesión en la respectiva provincia o región.
Art. 48.- No podrá existir más de un colegio Provincial o Regional por cada rama.  La sede del Colegio Provincial estará en la capital de la correspondiente Provincia y la Sede del Colegio Regional, se determinará en el Reglamento.
Art. 49.- Para constituir el Colegio Provincial o Regional se requiere un mínimo de diez Ingenieros de la misma rama, domiciliados en la Provincia o Región y en ejercicio de su profesión.
Si los Ingenieros no pudieren por su número, constituir un colegio Provincial o Regional se afiliarán al de la Provincia o Región más cercana.
Art. 50.- Cada Colegio Provincial o Regional tendrá un directorio que estará organizado y funcionará de acuerdo con sus Estatutos y Reglamentos.
Art. 51. Son fines de los Colegios Provinciales y Regionales los siguientes:
a)    Vigilar el ejercicio y defensa profesionales de acuerdo con esta Ley;
b)    Propender a la elevación del nivel técnico de la rama profesional respectiva;
c)    Velar por los intereses generales de la respectiva rama profesional;
d)    Reglamentar los aranceles profesionales, así como cuidar de su aplicación y conseguir la elevación de sueldos;
e)    Respaldar, cuando sean justas, las reclamaciones de miembros por honorarios, trabajos no pagados, despidos intempestivos o desahucios no indemnizados, etc., amparando siempre los derechos de los profesionales asociados;
f)    Procurar el mejoramiento de las condiciones de vida y de trabajo de los asociados, mediante garantía de seguro social, seguro colectivo, etc.;
g)    Realizar labores de asesoría de conformidad con lo dispuesto en sus estatutos y reglamentos; y,
h)    Los demás que se fijen en sus respectivos Estatutos y Reglamentos.
Art. 52.- Son fondos de los Colegios Provinciales y Regionales:
a)     Las cuotas ordinarias y extraordinarias de sus afiliados;
b)     La participación que les corresponda de los fondos de las Sociedades Regionales a que pertenecen;
c)     El producto de las multas a que tengan derecho a percibir de acuerdo con la Ley;
d)     Las asignaciones que percibieren del Estado, Consejos Provinciales, Municipios y demás entidades públicas o instituciones de derecho privado;
e)     El producto que obtuvieren de sus bienes y de las publicaciones que efectuaren; y,
f)     Los legados, donaciones y demás  ingresos que percibieren por cualquier concepto.


CAPITULO VI

DE LOS TRIBUNALES DE HONOR
Art. 53.- En cada Colegio Provincial o Regional funcionará un Tribunal de Honor integrado por tres Ingenieros, miembros del Colegio, seleccionados de entre quienes se encuentre en ejercicio de su profesión.
Cada miembro del Tribunal de Honor tendrá su respectivo suplente, designado al mismo tiempo, y deberá cumplir con los mismos requisitos del principal.
El desempeño de las funciones de miembro principal o suplente de los Tribunales de Honor, es obligatorio, y en consecuencia, sólo podrán excusarse por impedimentos debidamente comprobados, de acuerdo a los Estatutos del Colegio Nacional de Ingenieros.
Art. 54.- Corresponde a los Tribunales de Honor conocer y juzgar, en primera instancia, la conducta del Ingeniero afiliado, en el ejercicio de su profesión.
Art. 55.- Los Tribunales de Honor tendrán jurisdicción Provincial o Regional en su caso, y resolverán, verbal y sumariamente, por denuncia escrita sobre los siguientes aspectos:
a)     Faltas cometidas por el Ingeniero en las labores que se le hubiere encargado;
b)     Negligencia en el cumplimiento de sus obligaciones; y,
c)     Incumplimiento de la Ley, los Estatutos o el Código de Ética Profesional.
Art. 56.- Sin perjuicio de las acciones penales, si hubiere lugar, los Tribunales de Honor, impondrán las siguientes sanciones, de acuerdo con la gravedad de la infracción:
a)     Amonestación privada por escrito;
b)     Multa de mil a cinco mil sucres;
c)     Expulsión temporal o definitiva del Colegio; y,
d)     Censura pública de la conducta del profesional.
De haber sentencia condenatoria ejecutoriada, por delitos concernientes al ejercicio de la profesión del Ingeniero, se suspenderán los derechos del profesional afiliado por tiempo igual al de la condena, y si la pena fuere de suspensión definitiva del ejercicio profesional, conllevará a la expulsión del Colegio.
Art. 57.- De las resoluciones de los Tribunales de Honor, se podrá apelar para ante el Directorio de la Sociedad de Ingenieros del Ecuador, dentro del término de tres días de notificada la resolución a las partes.
.
Art. 58.- Si la denuncia presentada por un Ingeniero afiliado, luego de su trámite, fuere rechazada por el Tribunal de Honor, éste impondrá al denunciante el máximo de la multa prevista en el literal b) del Art. .56, sin perjuicio de las sanciones penales que le corresponda ejercer al denunciado.


CAPITULO VII

DE LAS INFRACCIONES Y SANCIONES
Art. 59.- Sin perjuicio acciones penales correspondientes constituye delito de acción pública, el ejercicio o la instigación al ejercicio ilegal de las profesiones de que trata de esta Ley. Se especifican  los siguientes casos;
a)     Realizar los trabajos de Ingeniería, ejecutar contratos o prestar servicios públicos o privados, sin poseer el título profesional, la afiliación al Colegio que la presente Ley reserva a los Ingenieros;
b)     Amparar o encubrir con su nombre a personas o empresas que ejerzan ilegalmente actividades de Ingeniería;
c)     Ejercer la profesión durante el tiempo de suspensión en el ejercicio de la misma;
Art. 60.- El que incurriera en cualquiera de las infracciones indicadas en el artículo anterior, será juzgado y sancionado por los jueces competentes, con una multa de mil a cincuenta mil sucres.
Art. 61.- Los funcionarios o empleados que tramitaren documentos técnicos realizados por personas no profesionales o profesionales, que no cumplan con los requisitos que constan en la presente Ley y su Reglamento, serán sancionados por el superior jerárquico con multas de quinientos a cinco mil sucres, o destitución del cargo.
Art. 62.- Las personas incursas en las infracciones determinadas, por los artículos 6 y 7, serán sancionadas con prisión correccional de seis meses a un año y multa de quinientos a cinco mil sucres.
Art. 63.- Los profesionales que violaren lo dispuesto en el Art. 15, serán sancionados con la destitución del cargo o representación que desempeñan y multa de mil a diez mil sucres.
Art. 64.- Las empresas que no cumplieren con lo dispuesto en el artículo 24, serán sancionadas con multas de cinco mil a cincuenta mil sucres, que serán impuestas por el competente Juez de lo Civil, a pedido del Colegio de Ingenieros respectivo.
Si la empresa sancionada reincidiere en mantener este incumplimiento, se le impondrá el doble de la multa, siempre que dentro del término de diez días no modificare su actitud.
Art. 65.- El juzgamiento y sanción de las infracciones determinadas en los Art. 7, 61, 62, 63, y 64, se tramitará mediante denuncia y acusación particular que se presentara ante el competente Juez de lo penal.  De la sentencia que dicte el Juez se concederá el recurso de apelación para ante la respectiva Corte Superior, cuyo fallo causará ejecutoria.
Art. 66.- Los contratistas que incumplieren el Art. 26, serán sancionados con una multa de cien a mil dólares y la suspensión de la Licencia Profesional, si fuere el caso, sin perjuicio del cobro de los valores adeudados .
Art. 67.-  Al suscitarse controversias  entre el Ingeniero y su cliente, por pago de honorarios, el competente Juez de lo civil tramitará aquellas en Juicio verbal sumario.
Art. 68.-  Cada Colegio Profesional elaborará los aranceles de los Ingenieros en su rama respectiva, los cuales deberán ser presentados por la Sociedad de Ingenieros del Ecuador, para su aprobación por el Ministerio de Trabajo y Bienestar Social.
En los programas masivos de vivienda de interés social, realizados por la Junta Nacional de la Vivienda, los honorarios de los profesionales se fijarán únicamente, de acuerdo al valor de la unidad de construcción, sin que haya derecho de cantidad alguna por el uso repetido del proyecto o estudio contratado.
Art. 69.- La falta de pago del valor del uno por mil y de las demás establecidas por esta Ley, se reclamará un juicio verbal sumario ante los competentes jueces de lo civil.
Art. 70.- Las instituciones públicas o las empresas municipales que daban aprobación  planos y más trabajos que correspondan a los Ingenieros, no darán ningún trámite si no lleva la firma de éstos y no se presente el comprobante de pagos de las contribuciones a que se refiere el artículo 26.
Art. 71.-  Las regiones a que se refiere esta Ley estarán constituidas por las siguientes provincias:
PRIMERA.-     Carchi, Imbabura, Pichincha, Esmeraldas y, Napo;
SEGUNDA.-    Manabí, Los Ríos, Guayas, El Oro y, Galápagos;
TERCERA.-     Cañar, Azuay, Loja, Morona Santiago y Zamora Chinchipe; y,
CUARTA.-      Cotopaxi, Tungurahua, Chimborazo, Bolívar y Pastaza.
DISPOSICIONES TRANSITORIAS
PRIMERA.-    En el plazo de noventa días, a partir de la expedición de esta Ley, la Sociedad de Ingenieros del Ecuador , elaborará  y presentará para aprobación del Ministerio de Obras Públicas, los correspondientes reglamentos.  Hasta la promulgación de tales reglamentos, las disposiciones de la actual continuarán vigentes en todo cuanto no se oponga a la presente Ley.
SEGUNDA.-    Todas las representaciones que oficialmente mantiene la Sociedad Ecuatoriana de Ingenieros y Arquitectos o las Sociedades Regionales ante los organismos estatales , provinciales, municipales o empresas de carácter  privado, continuarán en la misma forma bajo los auspicios de las Sociedades Regionales de Ingenieros, a partir de la expedición de la presente Ley.
TERCERA.-    Los activos y pasivos así como las relaciones patronales que hasta el momento de la expedición de esta Ley estuvieren a cargo de la Sociedad Ecuatoriana de Ingenieros y Arquitectos se liquidarán de conformidad con la Ley.
Art. 72.-    Derogase el Decreto Supremo N° 1229 de 10 de Octubre de 1966, publicado en el Registro Oficial N° 132 del 18 de los mismos mes y año que contiene la Ley de Ejercicio Profesional de la Ingeniería y la Arquitectura.
Art. 73    La presente Ley entrará en vigencia desde su promulgación en el Registro Oficial, encargándose de su ejecución a todos los Señores Ministros Secretarios de Estado.